“CONDUCIENDO, DESCONECTA”

El número de accidentes automovilísticos con niños aumenta durante las vacaciones escolares. ¡Ten cuidado!

El móvil es la primera causa de accidentes

La Generalitat ha impulsado una campaña para que los conductores no utilicen el teléfono móvil al volante, ante el repunte de la mortalidad durante el primer trimestre de este año, al pasar de 24 a 37 fallecidos, y tras comprobar que las distracciones son la primera causa de siniestralidad viaria.

En rueda de prensa, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha alertado que las distracciones se mantienen como la primera causa de la siniestralidad -en 2016 causaron el 22,8 % de las víctimas mortales- y que en el primer trimestre se han disparado los choques frontales, con 16 fallecidos en sólo tres meses -el pasado año hubo 4 entre enero y febrero-. “Tenemos un problema”, ha reconocido Espadaler, que ha anunciado que este mismo miércoles se activará una campaña con el lema “Vives conectado. Conduciendo, desconecta. Evita las distracciones”, que hasta el próximo mes de noviembre tratará de concienciar a los conductores de que coger el volante es “incompatible” con manipular el móvil.

ANTE GRANDES PROBLEMAS, MAYORES SOLUCIONES

Además de perseguir el uso del teléfono manteniendo las sanciones -de hasta 200 euros-, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) también ha impulsado una aplicación para que cuando el conductor se suba al coche su teléfono pase a estar en una especie de “modo avión”, de forma que contesta a las llamadas con un mensaje automático informando de que el usuario no puede responder porque está conduciendo.

La nueva aplicación, que se puede descargar gratuitamente, pretende, según el conseller, contribuir a mejorar la seguridad viaria y a hacer compatible la conducción con el uso seguro del teléfono móvil. Según los datos aportados por el comisario general de movilidad de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius, el 90 % de los accidentes causados por una distracción tienen su origen en la manipulación del móvil por parte del conductor, ya sea para hablar o para enviar mensajes de texto.

Las distracciones ya fueron por primera vez el pasado año la primera causa de accidentes, tendencia que se mantiene este año, por encima del exceso de velocidad -que sigue siendo la infracción más sancionada- y el abuso de alcohol. No obstante, las autoridades de tráfico no atribuyen directamente el incremento de las distracciones provocadas por el uso del teléfono móvil al repunte de la mortalidad durante el primer trimestre de este año, periodo en el que se ha pasado de 24 a 37 fallecidos en la carretera. Según Espadaler, las causas de este repunte son el incremento de la movilidad, que ha cifrado en un 4 %, el déficit en el mantenimiento de vehículos y de las infraestructuras viarias y el aumento de los choques frontales, que por sí son más virulentos y provocan más víctimas.

En concreto, en el primer trimestre ha habido 14 choques frontales en la red viaria catalana, que han causado 16 de las 37 víctimas mortales en lo que llevamos de año. A falta de cerrar la comparación del primer trimestre, Esquius ha precisado que entre enero y febrero de 2016 hubo 4 accidentes mortales por choques frontales -por 11 en el mismo periodo de 2017- y 8 por salidas de vía -frente a las 2 de los primeros dos meses de este año-.

Según Espadaler, la distracción al volante está “ganando terreno” como causa del choque frontal. El conseller también ha advertido que en el primer trimestre ha habido un repunte de la mortalidad en los fines de semana.