El envío SMS vende más

El envío SMS no ha muerto.

 
Los mensajes de texto SMS ganan peso en el ámbito empresarial, donde se confirman como herramienta infalible en campañas de marketing.
 

Larga vida al Envío SMS

 
Al envío SMS le queda, en realidad, mucha vida por delante, si bien los envíos de SMS han descendido en más de un 15% en el entorno personal, en el ámbito empresarial su uso no solo no ha ido en declive sino que ha crecido en los últimos años. Al contrario de muchas opiniones y leyendas urbanas, el SMS no está muerto, sino más bien lo contrario. Su uso como herramienta de marketing está en pleno auge.
 

El envío SMS vende más

 
Si tienes un negocio y quieres llegar a tus clientes será mejor que recuperes el uso del convencional mensaje de texto. El envío SMS logrará que tu mensaje llegue de manera más eficaz al cliente debido, principalmente, a la masificación de otros canales como pueden ser el e-mail u otras herramientas del marketing tradicional cuyo impacto, en los últimos años, ha caído en picado.
Las empresas, se están dando cuenta que el futuro (presente ya) es “Mobile”, y de que el medio más directo y efectivo es llegar a los “Smartphones” de sus clientes. No hay duda de que al envío SMS le queda mucha vida en el ámbito del marketing, aunque también creemos que evolucionará hacia formatos más atractivos, como una nueva generación de envío SMS Interactivos, que permitan incluir más información que los propios 160 carácteres mediante la inserción de enlaces a promociones visuales y atractivas.
 

Descenso del SMS en entorno personal

 
En el ámbito personal, es más que visible la reducción del uso de envío SMS por la aparición de soluciones de internet gratuitas o no, que además, aportan al particular una mejor usabilidad y experiencia de usuario.
Sin embargo el SMS puede dar una respuesta adecuada a las personas que buscan la máxima seguridad y protección en sus comunicaciones, dado que una comunicación telefónica por SMS es mucho más segura que una solución de comunicación vía Internet.
 

Hay gente que no tiene WhatsApp

 
Aunque no te lo creas, todavía hay muchas personas que no disponen de internet en su teléfono móvil. Opción personal o no, se trata sin duda de uno de los motivos de mayor peso para defender la supervivencia de este formato. Al menos de momento. El SMS, es universal y está por encima del mercado de WhatsApp.

La mayoría de las aplicaciones de chat son utilizadas por usuarios de teléfonos inteligentes, aunque hay un gran número de consumidores, sobre todo en las economías menos desarrolladas, que utilizan este tipo de servicios con otro tipo de terminales y dependen del envío SMS como herramienta de mensajería. Todavía no puede despreciarse la base de usuarios de teléfonos móviles que encuentran en el SMS la mejor experiencia de mensajería.
 

El impacto del mensaje es mayor

 
Más del 85% de los SMS se leen en los primeros cinco segundos desde su recepción. Si el mensaje además es interactivo, el ratio de apertura se situará por encima del 65%.
 

Por qué WhatsApp no sirve en el entorno profesional

 
WhatsApp y demás herramientas de mensajería se perfilan como extraordinarias soluciones de “chat on-line” en el ámbito privado, ya que para fines comerciales están terminantemente prohibidas y penalizadas, pues puedes ser expulsado sin previo aviso por WhatsApp si la compañía considera que estás vendiendo contenidos ‘molestos’. Además los usuarios no esperan, ni les gusta, encontrar contenido comercial en su buzón y menos ver vulnerado su derecho a la privacidad.
 

Cuando WhatsApp «tumbó» al SMS

 
Fue en 2013 cuando la popular herramienta de mensajería instantánea batió al tradicional mensaje de texto. ¿El motivo? La gratuidad, evidentemente, fue una de las razones de mayor peso a la hora de ganar la contienda. Según una investigación realizada por la compañía Informa, ya en 2012 fueron enviados alrededor de 19.000 millones de mensajes al día a través de las aplicaciones de chat mientras que los SMS alcanzaron los 17.600 millones.
Del mismo modo, un estudio señalaba que el 54% de los usuarios de WhatsApp rara vez mandan mensajes de texto. De hecho, dos tercios de los usuarios de esta potente «app» en el Reino Unido consideraron que este tipo de aplicaciones eran ya «una de sus formas principales de comunicación.