¿Cómo nació Motorola?

¿Cómo nació Motorola?. La empresa norteamericana no sólo inventó el móvil, sino también el walkie-talkie y además nos conectó con la Luna.

A comienzos de los años 20, tanto la emisión como la recepción de la radio requería de enormes baterías para generar los altos voltajes necesarios para que funcionaran los tubos de vacío que se empleaban por aquel entonces. En 1925, el pionero canadiense de la radio Ted Rogers lanzó al mercado la primera radio que se podía enchufar a la red eléctrica y, al mismo tiempo, lo que denominó eliminador de batería, una fuente de alimentación que permitía emplear la corriente eléctrica de los hogares en las radios de la competencia.

Otras empresas imitaron a Rogers y al negocio se apuntaron los hermanos Paul V. y Joseph Galvin. El 25 de septiembre de 1928 fundaron en Chicago la Galvin Manufacturing Corporation tras adquirir el negocio de fabricación de eliminadores de batería de una empresa en quiebra por 750 dólares. No fue una buena idea, dado que ya casi todas las radios que se vendían ya eran enchufables y esos adaptadores sólo servían para el cada vez más reducido número de las antiguas. Así que Paul, que había oído que había técnicos que instalaban radios en coches, retó a los pocos ingenieros que trabajaban con él que fabricaran una barata que pudiera instalarse en la mayoría de los vehículos. En 1930 pudo presentarla en una convención y consiguió suficientes pedidos para mantenerse a flote.

Fue para este nuevo producto que Paul Galvin creó la marca Motorola, compuesta por “motor”, ya que al fin y al cabo era una radio para coche, y “ola”, para sugerir sonido. La primera radio para coche Motorola se vendió el 23 de junio de 1930 y el negocio fue también que la empresa se convirtió en un gigante de la tecnología radiofónica, no sólo vendiendo al público sino también a departamentos de Policía y al Ejército durante la Segunda Guerra Mundial, ya que en 1940 lograron fabricar el primer walkie-talkie, empleando una tecnología que pronto venderían también a las compañías de taxis. En 1947 abandonó definitivamente el nombre de Galvin y la empresa pasó a llamarse Motorola.

En 1969, cuando escuchamos a Neil Armstrong decir aquello de “un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad” a través de un radiotransmisor Motorola, parecía que la compañía había tocado techo. Pero cuatro años después, en 1973, un ingeniero de la empresa llamado Martin Cooper hizo la primera llamada con un teléfono móvil. Y al año siguiente fabricaron su primer microprocesador.

Pero el cambio de siglo no sentó bien a Motorola. Pese a que en 1983 lanzara el primer móvil comercial, el DynaTAC, sus ventas de móviles se hundieron tras el lanzamiento del iPhone en 2007. Antes se había deshecho de su división de chips, que ahora se llama Freescale. En 2011 desgajó su negocio de móviles, que compró Google y luego los chinos de Lenovo. Motorola se ha vuelto a centrar en los equipos de radio y telecomunicaciones para administraciones públicas y empresas.